Google+ Badge

dijous, 16 de febrer de 2012


Innova: una red de redeS. Un proyecto ilusionante y ambicioso

 CUADERNOS DE PEDAGOGIA. 16.02.12


El pasado mes de noviembre tuvo lugar en Ávila el tercer encuentro de la Red  Innova, que sirvió para analizar su trayectoria y tomar renovadas energías para acometer nuevos retos.

En esta breve monografía se cuenta hacia dónde se dirige esta red de redes que agrupa a un buen puñado de colectivos comprometidos con la mejora y la transformación de la escuela; cuál es la agenda de los puntos más emblemáticos de la innovación educativa, y qué nuevas formas de intercambio y comunicación se establecen mediante el uso de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC).

Conviene destacar, asimismo, la constitución de un grupo específico que analiza críticamente el panorama y el porvenir de la Universidad. Voces plurales y experimentadas que, desde la teoría y la práctica, tratan de insuflar aires refrescantes y esperanzadores a la comunidad educativa. Que falta le hace.

RICARD AYMERICH, ALEJANDRO DOLZ Y AMADOR GUARRO
MIEMBROS DE LA COMISIÓN PERMANENTE DE INNOVA

Desde sus inicios, Innova ha pretendido ser una herramienta virtual útil para posibilitar un diálogo y una discusión pública sobre la innovación educativa, así como facilitar congresos presenciales de encuentro e intercambio entre redes. Esta doble pretensión siempre se ha basado en la idea de que la innovación educativa es necesaria e inevitable y que la construcción colectiva del conocimiento es la mejor forma de contribuir al cambio, a mejor, de la educación en su sentido más amplio.

El ayer del proyecto

Basado en un sistema de derechos de sus usuarios (a la información, a la libertad de opinión, a la participación, a la protección de datos personales) y de deberes elementales (fundamentalmente, el del respeto a las opiniones ajenas), la historia del Portal y de la Red muestra una evolución interesante.

El I Congreso Innova (Madrid, febrero del 2008) es de toma de contacto y primera interlocución entre las algo más de seis decenas de redes socioeducativas participantes, que optan por una definición amplia del concepto innovación educativa. A la clausura de este encuentro sigue pendiente acotar y concretar más este concepto.

El II Congreso (Cuenca, diciembre del 2009) reúne a bastantes más redes y en él se estudia la aportación que el trabajo en red proporciona al sistema educativo. El encuentro significa el reconocimiento mutuo y la constatación de que el Portal y el número de redes participantes están creciendo de forma ostensible y constante.

Los años siguientes, 2010 y buena parte del 2011, constituyen tiempos de cambio en el Portal, que ahora incluye algunas herramientas nuevas, más potentes, para favorecer el trabajo colaborativo, concretado en acciones como
la disponibilidad y aportación de documentos escritos y audiovisuales, la puesta en marcha de foros y debates de discusión, de construcción virtual colectiva de opiniones y propuestas; en definitiva, de trabajo colaborativo.

Es en este marco en el que se diseña el III Congreso de Innova, con un formato que incluye un proceso de trabajo precongresual, a partir del establecimiento de seis ámbitos de trabajo. Esto constituye una primera declaración de intenciones: se trataba de iniciar con tiempo la recogida de opiniones y aportaciones, de identificar y acompañar a aquellas redes interesadas en participar, de aportar documentación diversa (porque diversa sería su procedencia) que ilustrase cada uno de los ámbitos de trabajo que se establecieron para este Congreso. Y en la concreción de las diferentes coordinaciones y relatorías de cada ámbito quedó nuevamente de manifiesto lo diversa que es la composición de Innova y la oportunidad que representa poner toda esta diversidad a dialogar. Al mismo tiempo, se hizo evidente el crecimiento del número de redes y se debatió nuevamente el sentido último del Portal y el deseo de redefinir el concepto de innovación educativa.

El hoy

El III Congreso Innova (Ávila, noviembre del 2011) establece  que la trasformación de la educación, a la que puede contribuir Innova, pasa por creer en la fuerza y el poder de cambio que tienen el trabajo en red, las herramientas virtuales de intercambio, el debate y construcción de conocimiento y el trabajo colaborativo. Que la innovación educativa a la que sirve Innova debe estar, a su vez, al servicio de una educación entendida como servicio público. Y que una manera de organizar las acciones que favorecerán estos cambios es plantear los siguientes ámbitos de trabajo en relación con la innovación: territorio; organización y autonomía de centro; tecnologías de la información, el aprendizaje y la comunicación; currículo competencial; tarea educativa; y Universidad.


De esta forma, Innova define el territorio como el ámbito que puede hacer posible el trabajo en red y el espacio que permite planificar y llevar a cabo políticas de equidad. Vincula centro educativo con éxito, participación, evaluación y gobierno. Renueva su apuesta por las herramientas virtuales, propone la disponibilidad de estas en el Portal e insiste en la democratización del acceso a ellas. Recuerda el modelo comprensivo que define nuestro sistema educativo, cuando hablamos de currículo. Hace evidente la urgencia de los tan reclamados cambios en la formación inicial y el acceso a la profesión docente, y da valor a conceptos como el compromiso ético. Reclama un papel protagonista en el intento de llevar la innovación educativa al ámbito universitario, y ofrece canales y propuestas de coordinación entre universidades (puede verse el resultado del trabajo de los diferentes ámbitos del III Congreso Innova en el portal www.portalinnova.org).

Llegados a este punto de crecimiento cuantitativo y cualitativo de la Red, cabía preguntarse si analizando el contexto educativo y social, presente y futuro, y vistas tanto las posibilidades como las limitaciones del Portal y su dinámica, tenía sentido mantener un proyecto como Innova. O si, por el contrario, se valoraba que el objetivo inicial ya se había cumplido y se hacía necesario dar paso a nuevos formatos o a plantear la disolución de la propia red. Pues bien, las redes participantes en el encuentro de Ávila revalidaron su apuesta por el Portal y manifestaron colectivamente la conveniencia de ajustar las prestaciones técnicas, el organigrama y el trabajo posterior al Congreso, de manera que se asegure la continuidad del proyecto. Continuidad, pues, pero afrontando nuevos retos, asignando un nuevo papel al Portal y a la misma Red, y estableciendo una organización acorde con
los nuevos retos.

Y el mañana

Innova se define como proyecto de transformación. Esto conlleva una opción de cierto discurso contrahegemónico –tal y como quedó de manifiesto en el III Congreso– y un esfuerzo en encontrar un sentido nuevo y actual a la innovación educativa. Probablemente este sentido está impregnado de una sutil pero firme idea: constituirse como servicio público; un ideal que ha ido planeando por encima de todos los ámbitos de trabajo desarrollados en el Congreso. Constituye esta concepción una valiente apuesta por el conjunto del sistema educativo, que no vive su mejor época en lo que a impulso de vocación de servicio público se refiere. Y es sinónimo de universalidad en su acceso, de máxima calidad y de equidad, subrayando especialmente este binomio calidad-equidad, o lo que es lo mismo: que no hay calidad si no está al alcance de todos y todas.

Vocación de servicio público que también define al propio Innova, lo que conlleva la apuesta por una gestión democrática y transparente. Reafirmación, al fin y al cabo, de lo dicho al principio del artículo en relación con la idea inspiradora inicial con la que nació el Portal. Lo que no excluye seguir poniendo en el centro de la acción del Portal el apoyo y reconocimiento a las redes que este acoge. Solo a partir de ahí será posible dinamizar el portal, y las actividades y prestaciones que ofrece, con garantías de alcanzar mejores cotas de participación, intercambio, construcción colectiva de opinión, discurso y propuestas.

La apuesta por la presencia de nuevas redes sociales, accesibles desde el Portal, es un paso más para facilitar estos objetivos. Se trata de aprovechar la potencia, agilidad y versatilidad de las nuevas herramientas (Facebook, Twitter), de acercarse a los canales de comunicación que utilizan en mayor medida personas más jóvenes, y de explorar las posibilidades de alianzas y de difusión que tienen estas redes de comunicación social. Innova pretende ser, con todas sus posibilidades y limitaciones, una fuente de sensibilización social y ciudadana en relación con la trascendencia social que supone disponer de una educación de calidad, democrática y de servicio público. Y para afrontar estos retos se ha diseñado una organización interna que aprovecha lo tejido hasta hoy (mantenimiento del portal, secretaría técnica, comisión permanente de gestión entre congresos y durante estos) adaptándose, en lo posible, a las nuevas circunstancias y al nuevo contexto que habrá que afrontar. Para ello se ha propuesto mantener la presencia de una comisión permanente (que se renueva anualmente desde el principio de la historia de Innova), compuesta en la actualidad por las tres personas que firman este artículo, más la presencia de dos grupos de apoyo: uno dedicado al contenido del Portal (fundamentalmente para dar continuidad al trabajo realizado hasta el momento en cada uno de los ámbitos de trabajo y en las sesiones de síntesis del III Congreso) y otro encargado de dinamizar la actividad del Portal (proponiendo temas y foros y poniendo a disposición de los usuarios nuevas herramientas y canales).

Si el objetivo de dar respuesta a estos nuevos retos, de dar sentido al Innova de hoy, se cumple o no, se verá con el tiempo. Es evidente que la posibilidad de disponer de un apoyo institucional, como el recibido estos últimos años por parte del Ministerio, facilitaría el funcionamiento y el encuentro necesario de las redes del Portal. Pero la vida y la dinámica de una red de redes como esta dependen, fundamentalmente, de lo que quieran ellas, tanto individualmente como, sobre todo, colectivamente. Y de momento se quiere mantener esta posibilidad de voz común, de foro para construir una propuesta que dé sentido a la innovación en la educación. Se quiere continuar dando oportunidades a una empresa difícil: aunar conceptos y experiencias muy diversas bajo un mismo portal, fomentar la innovación y proponer parámetros para evaluarla y difundirla, mantener un espacio de diálogo y encuentro para proponer una transformación de la educación y, en consecuencia, de la sociedad. Innova es un proyecto ilusionante y ambicioso.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada